castillo Karatsu

Karatsu

Karatsu

La ciudad de Karatsu está situada en la parte norte de la Prefectura de Saga.
Karatsu ocupó una posición importante para el tráfico marítimo desde la antigüedad debido a su ubicación cerca del continente. El comercio con países extranjeros, especialmente con China y Corea, siempre fue muy activo. Además, el nombre Karatsu tiene su origen en este hecho: la escritura de «Kara 唐» significa el nombre antiguo de China y «Tsu津» el puerto, por lo que el conjunto Karatsu significa «el puerto para los barcos que salen hacia China».
Gracias a su puerto, Karatsu fue una ciudad próspera hasta los años 20.
Karatsu todavía tiene un importante patrimonio histórico de Japón. Aquí hay algunos sitios que no hay que perderse.

Karatsu
Karatsu
Karatsu

Los sitios de visita obligada de Karatsu.

El castillo de Karatsu
El castillo de Karatsu, el símbolo de la ciudad, está frente a la bahía de Karatsu. Fue construido en 1609 por uno de los señores de Toyotomi, Terazawa, usando el océano como foso natural. Después de la restauración de Meiji, el castillo fue demolido en 1877 y se creó el parque en su lugar. El calabozo actual, una reconstrucción del calabozo original, fue construido en 1966.
El castillo exhibe la historia de Karatsu, la colección de cerámica de Karatsu y lo más importante, la vista panorámica que se puede admirar desde el observatorio del castillo.

Nijino matsubara – bosque de pinos
Nijino matsubara es un bosque de pinos de unas 240 hectáreas. El bosque fue plantado por el señor feudal Terazawa (señor del castillo de Karatsu) para proteger la ciudad de los fuertes vientos del océano.

La antigua residencia de Takatori
La antigua residencia de los Takatori era la de Koreyoshi Takatori (1850-1927), que era el propietario de la Mina de Carbón Kijima y otras minas de carbón en Karatsu. Dos grandes edificios están situados en un gran terreno de unos 2.400 m2 a lo largo de la costa suroeste del Castillo de Karatsu. El interior de la residencia es una mezcla de estilo occidental y japonés, y también guarda una escena Noh.

Cerámica Karatsu
La cerámica de Karatsu es de barro. La historia de la cerámica de Karatsu se remonta al siglo XVI. La cerámica de Karatsu floreció hasta el período Edo como la cerámica oficial del clan y también para la producción de platos para la ceremonia del té. Desafortunadamente, desde el período Meiji en adelante, la cerámica de Karatsu declinó. Sin embargo, cuando el tesoro nacional viviente Nakasato Muan (1895-1985) revivió las antiguas y olvidadas técnicas de Karatsu del período Momoyama y principios del período Edo, esta forma de hacer cerámica resucitó y aumentó el número de alfareros. Ahora hay alrededor de 70 alfarerías en la ciudad.

Karatsu Kunchi Karatsu Kunchi Float Sala de Exposiciones
Karatsu Kunchi es un festival anual del Santuario de Karatsu que tiene lugar cada año del 2 al 4 de noviembre. El propósito de este festival es celebrar su fundación, que se remonta al año 755. Se dice que el primer festival tuvo lugar entre 1661-1673. El día del festival 14 carrozas llamadas Kunchi desfilan por las calles. La mayoría de las carrozas fueron construidas entre 1819 y 1876.
Junto al Santuario de Karatsu, se encuentra la Sala de Exhibición de Carrozas Karatsu Kunchi (Hikiyama) lugar donde se exhiben las 14 carrozas utilizadas para el festival.

El mercado matutino de Yobuko y el calamar de Yobuko
Yobuko, situado a 30 minutos en autobús local del centro de Karatsu, es un pequeño pueblo de pescadores. Podemos encontrar y probar una gran variedad de peces, pero el más famoso es el calamar Yokubo, que se pesca en el mar de Genkai. Por supuesto, podemos comerlo en Sashimi (crudo). Cuando está muy fresco, el cuerpo sigue siendo transparente. También puedes probarlo en los restaurantes del centro de Karatsu.

Las cuevas marinas de Nanatsugama en Yobuko
Este pintoresco lugar se formó en los acantilados rocosos del Mar de Genkai después de muchos años de mares agitados. Parte del acantilado rocoso está hueco y forma 7 cuevas que parecen hornos: por eso el nombre del lugar es 7 hornos, Nanatsu-gama. Desde el puerto de Yobuko, se organiza un crucero de 40 minutos para ver estos acantilados de cerca.

Artículos recomendados